Visita nuestro archivo

Joseph Pilates nació en Alemania en 1880. Su padre era un famoso atleta y su madre naturópata. Ambos regían un pequeño gimnasio familiar.  A pesar de nacer en un entorno saludable, la infancia de Joseph Pilates se caracteriza por la enfermedad, padeció asma, raquitismo y fiebre reumática, por lo que desarrolló una musculatura débil que derivó en alteraciones posturales y en anquilosis articular. Esto le llevó a estudiar el cuerpo humano, buscando la manera de superarse y fortalecerse mediante el ejercicio físico.

Fue tal su determinación por mejorar su condición física que a los catorce años, superadas sus enfermedades, comenzó a posar como modelo anatómico. Compaginó su trabajo en la fábrica local de cerveza con su gran afición por el deporte. Con el tiempo se convirtió en un gran deportista, consiguiendo cierto éxito como boxeador y gimnasta y adquirió un buen nivel en natación, submarinismo y esquí.

En 1912 se traslado junto a su hermano Frederick a Inglaterra, donde trabajó como artista de circo, boxeador e instructor de defensa personal. Durante su estancia en Inglaterra, estalló la Primera Guerra Mundial y fue internado junto a otros ciudadanos alemanes en un campo para extranjeros en Lancaster. Ahí enseñó a sus compañeros lucha y defensa personal, haciendo que éstos desarrollaran un nivel de condición física muy superior al inicio de su internamiento. Fue entonces cuando comenzó a elaborar la rutina de ejercicios de Pilates suelo, que más tarde llamaría Contrología.

Más tarde fue transferido a otro campo en La Isla del Hombre donde sus conocimientos en salud le permitieron ayudar a los internos enfermos, convirtiéndose en algo parecido a un enfermero/fisioterapeuta. Como a muchos de estos enfermos su estado de salud no les permitía levantarse de sus camas, montó sobre éstas un sistema de muelles en los que apoyaban las extremidades mientras se ejercitaban. Así nacieron las primeras máquinas de Pilates: el Trapecio o Cadillac y el Reformer. Se dice que gracias a estos ejercicios ninguno de los internos sucumbió a la gran epidemia de gripe de 1918, en la que se estima que murieron 200.000 ingleses. Este sorprendente dato llegaría a oídos del ejército británico, que más tarde contrataría a Pilates para entrenar a los escuadrones de las más prestigiosas tropas británicas.

Tras la Guerra regresó a Alemania, convertido en una gran celebridad. Durante esta época, continuó con el desarrollo de su técnica, dedicado exclusivamente a rehabilitar veteranos de guerra con distintos grados de invalidez. También realizaba entrenamientos personales a numerosos bailarines y atletas.

En 1926 Pilates se exilió voluntariamente a Estados Unidos. En el barco de camino a Estados Unidos conoció a la que sería su mujer Clara, una profesora de guardería con grandes dolores artríticos, que Joseph Pilates curó durante el viaje con su mágico Método.

En muy poco tiempo el estudio atrajo a pacientes eclécticos e interesantes. Las personas más famosas e influyentes del mundo convirtieron el consultoría de Pilates en su segundo hogar.

Hoy en día, hay más de 12 millones de personas en Estados Unidos y un número incalculable de aficionados en todo el mundo que practican Pilates y disfrutan de sus beneficios.
Joseph Pilates publico 2 libros: “Your health: a corrective system of exercising that revolutionizes the entire field of physical education” (“Tu salud: Un sistema correctivo de ejercicio que revoluciona todo el campo de la Educación Física”) y “Return to life through contrology” (“Regreso a la vida a través de la contrología”). La filosofía de trabajo de Joseph era bastante curiosa, mezclaba la candidez y suavidad del ejercicio, con una metodología un tanto ruda, corregía a sus alumnos con una vara mientras fumaba puros y bebía vodka. También era habitual verle corriendo por las calles de Manhattan en pleno inverno vistiendo tan solo un diminuto bañador, su vestimenta habitual de entrenamiento. Durante toda su vida Joseph Pilates siguió perfeccionando su Método, así inventó también otra serie de máquinas, además del Reformer y el Cadillac,  como son la Silla y el Barril.

Pilates falleció en Octubre de 1967, a los 83 años de edad. Su esposa se hizo cargo del estudio hasta su fallecimiento en 1977.

Tras la muerte de Clara, muchos de los discípulos de Joe abrieron estudios por su cuenta a lo largo del país, enseñando “Pilates”, no Contrología, haciendo así un homenaje a su inventor.  El Método se fue expandiendo cada vez más, abriéndose a un público más generalizado y llegando a su auge sobre los años 90. A España llegaría al final de esa década.

Pilates es uno de los programas de movimiento de mayor éxito del mundo. Ofrece soluciones a personas de cualquier edad que deseen mantenerse en forma.